En busca de la motivación

En nuestro equipo solemos repetir muchas veces que la fusión de ideas, esfuerzo y pasión genera resultados extraordinarios. Es una frase que utilizamos cuando el día no tiene suficientes horas para sacar adelante el trabajo que tenemos encima de la mesa. Esa pasión que tenemos por nuestro proyecto nos permite mantener niveles de esfuerzo constantes durante periodos largísimos, entrando todos los días a las 8 de la mañana a trabajar con una sonrisa en la boca.

Sin motivación suficiente es imposible afrontar grandes retos porque el camino es demasiado largo, y lo normal es acabar tirando la toalla. Por ello es fundamental asegurarse de encontrar la motivación suficiente para embarcarse en un gran proyecto, porque el camino tiene que ser parte de la diversión. Y es necesario hacerlo con una sonrisa en la boca; si no, no merecerá la pena y tirarás la toalla.

Y para ilustrar la importancia de la motivación, hoy os quiero hablar de Jaime Caballero. Llevo tiempo siguiendo sus hazañas y si no le conociera personalmente y supiera qué le motiva, me resultaría imposible de creer.

Me resultaría increíble entender por qué una persona decide un día echarse a nadar en Bilbao y acabar en San Sebastián, 27 horas después y sin parar (única persona del mundo que lo ha conseguido).

No me resultaría razonable que alguien decida cruzar el estrecho de Gibraltar nadando y, encima, lo haga en el mejor tercer tiempo de la historia.

¿Quién decide prepararse para participar en la prestigiosa prueba de 8 horas de duración «Manhatan Island Marathon Swim» y, encima, queda segundo?

Y no puedo comprender cómo se puede cruzar el Lago Ness (37km) sin traje de neopreno y con una temperatura corporal de 31 grados y salir con una gran sonrisa.

Y el secreto, si se lo preguntáis a Jaime, ¿sabéis cuál es? que ha encontrado lo que le motiva para llevar a cabo esos retos sobrehumanos:

«Nado porque puedo y para los que no pueden”

Hace años, Jaime decidió nadar por los enfermos de una terrible enfermedad que se produce cuando unas células del sistema nervioso disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una paralisis muscular progresiva de pronóstico mortal. Su nombre es ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Jaime lleva a cabo esos retos con el compromiso de aportar todas las donaciones que consiga a la Asociación Siempre AdELAnte, que puso en marcha mi buen amigo Gonzalo Artiach (Happy) tras conocer que a su difunto padre le habían diagnosticado esa enfermedad.

Hoy me llega la noticia de que Jaime se lanza a por uno de sus mayores retos: cruzar el Canal de la Mancha 2 veces (ida y vuelta), completando un total de 80km a nado, convirtiéndose en el primer español que lo logra.

Jaime nos ha pedido apoyo, en donaciones que van desde los 5€ destinándose íntegramente a la Asociación Siempre AdELAnte. Piensa en qué te gastaste los últimos 5€ y dime si no crees que esta hazaña realmente merece tu apoyo…Aquí puedes hacerlo

Yo ya he hecho mi aportación y sonrío.

¡Gracias Jaime!

Eduardo Elorriaga Bracho

 

 

no hay comentarios hasta ahora

Añade tu comentario