Llevamos tiempo investigando las posibilidades reales que ofrece Internet para reducir los intermediarios en determinados sectores y desarrollar el comercio electrónico de forma masiva.
Desde la aparición de Internet, hemos visto como algunos sectores innatamente más proclives han trasladado parte de su oferta a Internet. Nos referimos a sectores como la publicidad, la tecnología (televisiones, ordenadores, cámaras de fotos, etc…), la compra de billetes de avión, etc… (recomendamos la lectura en este punto de este post). El motivo principal es que en esos sectores, los intermediarios generaban un bajo valor añadido, por el que gran parte de los compradores no están dispuestos a pagar una cantidad de dinero superior. En cuanto existe la posibilidad de quitárselos de encima a cambio de un mejor precio, muchos ni lo dudamos (la confianza que se tiene en Internet como herramienta de pago es otra barrera de entrada que poco a poco está siendo derrumbada).
Si nos situamos en un mercado perfecto, regido por las leyes de Adam Smith y su mano invisible, no cabe duda de que en el lugar donde se une la oferta y la demanda, el peso de los «compradores» es igual al peso de los «vendedores»; a partir de ahí, las posibilidades de cada agente para refortalecer su posición permiten que esa intersección se produzca en un lugar o en otro. Nos referimos a la posibilidad de los vendedores de unirse entre ellos para crear posiciones de fuerza, como monopolios, cártel (o simplemente dificultando los accesos a la información, como las entidades bancarias) que lleva a los consumidores a «aceptar» la existencia de agentes intermediarios con poco valor añadido que encarecen el producto.
En el lado opuesto, existen sectores con exceso de oferta donde la información fluye con gran facilidad y los vendedores no disponen de las herramientas adecuadas para ofrecer resistencia (el sector primario es un terrible ejemplo de este caso, donde las enormes cadenas de distribución ejercen una presión sobre sus precios de venta insoportables, llevando a muchos agricultores y ganaderos a la quiebra).
En un mercado perfecto donde la información fluye a la perfección, donde se dota de herramientas adecuadas a la parte débil de una transacción para disponer de alternativas, donde se da las herramientas adecuadas para que vendedores acorralados puedan ofertar sus productos y servicios, el único factor por el que tendrías hueco o no en el mercado es si ofreces el valor añadido real que un comprador está dispuesto a pagar. Digamos que Adam Smith se pondría en la puerta del mercado con un letrero diciendo «Sólo agentes eficientes en términos calidad-precio«.
Y es en esa línea donde tenemos que profundizar y reflexionar. Sí, tenemos Internet y el comercio electrónico está teniendo unos crecimientos exponenciales en los últimos 3 años, pero el modelo de negocio es básicamente el mismo, sólo que en determinados sectores donde se aprecia fácilmente las ventajas de disminuir las inversiones necesarias y los costes de estructura (alquileres, oficinas, gestión interna, personal…) a la vez que se pueden generar economías de escala que generan un gran efecto llamada. Este modelo dista mucho de nuestras expectativas sobre la actual Revolución Social Media que vivimos, y la aplicación de las redes sociales a determinados sectores.
Es necesario profundizar sobre la posibilidad de utilizar las herramientas que nos ofrece Internet para generar un cambio en el modelo de negocio extensible a todos los sectores, y las redes sociales tienen mucho que decir todavía…

Eduardo Elorriaga Bracho
CEO & Co-Founder de Hermeneus

9 comentarios hasta ahora

  1. […] desastroso en el que nos encontramos en la actualidad, en el cual la saturación de los niveles de intermediación imposibilita establecer unos precios adecuados. La cadena está rota y los principales actores del […]

  2. […] ofrezcan sus productos de alta calidad, frescos y de temporada directamente a sus clientes sin intermediación alguna, las herramientas de geolocalización que ponemos a vuestra disposición también favorecen […]

  3. […] los procesos y devolver el valor a los actores que lo han ido perdiendo a través de la excesiva intermediación en el sector […]

  4. […] a Internet, hemos podido ver como muchos sectores han vivido auténticas revoluciones de desintermediación, sectores plagados de intermediarios que no aportaban nada al proceso y encarecían el producto […]

  5. […] lo que permite que cualquier consumidor pueda acudir a comprar en cualquier momento, y todo esto sin intermediación alguna, Hermeneus no es un intermediario, ni cobra comisiones por […]

  6. […] interesantes que los consumidores tenemos a nuestra disposición a la hora de evaluar el volumen de intermediación en el sector. Si echamos un vistazo rápido a la tabla del IPOD, podremos ver espectaculares […]

  7. […] los precios. Gracias a las herramientas de Hermeneus, podréis desprenderos de la larga cadena de intermediación que lleva a estas brutales diferencias de precios y disfrutar de productos de alta calidad a […]

  8. […] la oportunidad de encontrar en Hermeneus cientos de encargos para ofrecer libremente sus servicios sin intermediación ninguna y de la manera que más les convenga según sus intereses. Ponemos a vuestro servicio una […]

  9. Mejor no podia estar aclarado